Deportes

Entretenimiento


Reseña: 47 Ronin

“Morir en defensa de nuestro señor, injustamente acusado, será un honor”

El popular relato de los 47 Ronin, también conocido como el apelativo de La historia de los samuráis leales, recoge unos hechos reales acontecidos en Japón a principios del siglo XVIII.

El mito y la historia se han acabado fusionando en él de manera indisoluble para dar lugar a una de las más grandes leyendas nacionales del país.

En una época de cambios definida por la confrontación entre la férrea tradición japonesa y los cantos de progreso y modernización acontecidos durante la era Meiji la tragedia de los 47 Ronin, una historia de justicia y lealtad ligada al ensalzamiento del código de honor samurái del bushidō o “camino del guerrero”, correría como la pólvora calando en el espíritu y el imaginario colectivo.

Las primeras versiones serían estarían ligadas al folclore teatral del país, en el bunraku y el kabuki, para acabar con el paso del tiempo siendo pasto de mil y un acercamientos y aproximaciones diferentes sea en la literatura o en otro tipo de representaciones artísticas. Llegado el siglo XX la leyenda saltaría en numerosas ocasiones a la gran pantalla, siendo una de las últimas La leyenda del samurái protagonizada por Keanu Reeves, al anime y también el manga.

No hay japonés ignorante de la misión de Oishi Kuranosuke y sus hombres, leales servidores y samuráis de su señor Asano, cuando decidieron vengar la muerte de su daimyō obligado a cometer seppuku por culpa del maestro de protocolo Kira Kozukenosuke, funcionario del gobierno del shōgun Tokugawa Tsunayoshi. La suya resulta ser una magnífica historia de sacrificio y renuncia llevada hasta sus últimas consecuencias y, posiblemente, la mejor muestra del concepto de honor y entrega de los antiguos samuráis. Se suele decir que conocer esta historia es conocer Japón y Mike Richardson, guionista y fundador de la editorial Dark Horse, lo descubriría por sí mismo en 1986 cuando tuvo conocimiento de los 47 Ronin, quedando cautivado por él y forjándose en su cabeza la idea de publicar su propia versión de la leyenda.

Pero este proyecto no vería la luz hasta hace unos años, hubo muchos autores y artistas relacionados al mismo pero nunca se llegarían a comprometer y, finalmente, el propio Mike Richardson asumiría las riendas con el apoyo de dos destacados autores de talla internacional: el mítico mangaka Kazuo Koike (El lobo solitario y su cachorro, Crying Freeman) y el genial historietista estadounidense de origen japonés Stan Sakai (Usagi Yojimbo).

El trabajo de Mike Richardson requeriría de una gran labor de documentación e investigación para intentar buscar separar el hecho histórico de los aspectos más exagerados por el mito, aunque siempre preservando la leyenda porque, como explica su compañero Stan Sakai citando el filme El hombre que mató a Liberty Valance de John Ford, “cuando los hechos se convierten en leyenda, imprime la leyenda”.

Esto auspiciaría múltiples versiones y reescrituras del guión de 47 Ronin revisadas por Kazuo Koike en calidad de supervisor y asesor del proyecto, porque aunque Mike Richardson es un gran conocedor de la cultura japonesa resulta indiscutible la gran aportación que supone tener en el barco a un verdadero mangaka con tanta experiencia en el género chanbara. La ecuación la acaba de completar Stan Sakai, un autor ligado a Dark Horse desde hace más de quince años debido a su Usagi Yojimbo en el que el fundador de la editorial encontró a ese artista capaz de “evocar, aunque sin copiar, los grabados xilográficos sobre madera de Ogata Gekko“.

Este pintor y grabador japonés de la escuela ukiyo-e, continuador del gran Katsushika Hokusai, retrató la historia de los 47 Ronin en sus trabajos siendo estos la principal inspiración gráfica para Stan Sakai.

Fuente: Zona Negativa

Etiquetado como

Internacionales

Actualidad

Quienes Somos

Una compaña de noticias comprometida en la difusión de información local en un número de diferentes y simultáneas formas, reflejando los puntos de vista objetivos y aspiraciones inmediatas de las comunidades a las que servimos.