Grandes Ligas: Hasta 2022 no se vislumbra otro dominicano al salón de la fama

SANTO DOMINGO. Los dominicanos esperaron 22 años para ver a su segundo representante entrar a Cooperstown cuando Pedro Martínez (2015) se unió a Juan Marichal (1983) y solo tres años para ser testigos del ingreso de Vladimir Guerrero (2018).

¿Cuánto habrá que esperar para el siguiente? La primera opción de David Ortiz es 2022, pero antes que él debutarán en las cartulinas de los periodistas varios nombres de toleteros criollos que dejaron huellas impresionantes, aunque es poco probable que alcancen la inmortalidad.

Para 2018 se estrenan entre las opciones los quisqueyanos Miguel Tejada, Plácido Polanco y Octavio Dotel en una promoción en la que el panameño Mariano Rivera es el gran favorito con Edgar Martínez y Mike Mussina rascando los votos entre el acumulado que no pasó este año. El Bill James Hall of Fame Monitor es una estadística que mide las probabilidades que tiene un jugador de ser inmortal con base en los números que acumuló donde el que alcanza los 100 tiene una buena posibilidad y los 130 es un acumulado “seguro”.

Allí, Tejada consigue 149. Pero Sammy Sosa logra 202, Manny Ramírez 226 y Barry Bonds 340. Pero en la práctica Sosa nunca ha sacado más del 12.5% y el tope de Manny es 23.8 cuando se requiere un mínimo del 75% para ingresar al Salón de la Fama.

Tejada fue un bateador de .285, 2,407 hits, 307 jonrones, 468 dobles y 1,302 vueltas remolcadas que acumuló 47.3 victorias sobre jugador reemplazo en la versión de Baseball-Reference en 16 temporadas. En 2020 entran a la lista Rafael Furcal y Alfonso Soriano y en 2021 Aramis Ramírez.

Fuente: Diario Libre

Quienes Somos

Una compaña de noticias comprometida en la difusión de información local en un número de diferentes y simultáneas formas, reflejando los puntos de vista objetivos y aspiraciones inmediatas de las comunidades a las que servimos.