SDE: Condenado a 30 años por matar a un hombre por una ¨cerveza¨

Santo Domingo Este. Un hombre encontrado culpable de provocarle la muerte a otro, presuntamente por una cerveza, fue condenado a 30 años de prisión por el Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo.

El condenado es Rafael Mora Mora (a) Chimbala, de 26 años, residente en la calle Duarte, en Villa Mella, Santo Domingo Norte. Fue entrado culpable en la muerte de Radhames Marte de la Cruz, un estudiante de 24 años de edad, quien residía en la calle Primera número nueve, en el barrio Rivera del Ozama, en sector Los Tres Brazos, en este municipio.

El justiciable y el ahora occiso, día antes del incidente habían tenido una discusión, luego que la víctima le tumbará una cerveza, presuntamente sin querer, en el interior de un colmado. Es después de este incidente, que la noche del dos de mayo del 2016, estando la victima Marte de la Cruz sentado en la puerta de su casa, se presentó el ahora condenado con un arma blanca, y sin mediar palabras le infirió varia estocadas. Indica el Auto de Apertura, que el imputado al marcharse de la escena del incidente, se devolvió y le infirió otra herida pulso penetrante a la víctima.

La víctima fue llevado al hospital Doctor Francisco Moscoso Puello, por brigadista del Sistema de Atención a Emergencias (911), donde fue ingresado e intervenido quirúrgicamente, falleciendo 27 día después. El acusado, quien emprendió la huida, fue arrestado año y medio después, el 14 de octubre del 2017, en virtud de una orden judicial de arresto. Un juez de la Jurisdicción de Atención Permanente, mediante el auto número 3620-2017, le impuso un año de prisión preventiva como medida de coerción.

El tribunal compuesto por Elizabeth Rodríguez Espinal (presidente), Julio Aybar y Juan Pablo Ortiz Peguero (miembros), encontró culpable al justiciable en violentar los Artículos 295, 296, 297,298 y 304, del Código Penal Dominicano(CPD), que tipifican y sancionan el homicidio con premeditación y asechanza (asesinato).

El fiscal Nelson de Jesús Rodríguez, del Departamento de Litigación Definitiva, llevó al plenario las pruebas testimoniales, periciales, documentales y materiales, que lograron destruir la presunción de inocencia que revestía al encartado, logrando la pena máxima de 30 años de prisión.

El tribunal impuso además al condenado, el pago de tres millones de pesos de indemnización a favor de los familiares del occiso, que se constituyeron en querellantes-actores civiles en el proceso. Las costas penales del proceso fueron declaradas de oficio, por el imputado ser asistido por una abogada de la Defensoría Pública.

La lectura integra de la sentencia fue fijada para el cuatro de abril del año en curso, fecha en que cualquiera de las partes en el proceso, podrá recurrir en apelación.

Fuente: Ciudad Oriental

Quienes Somos

Una compaña de noticias comprometida en la difusión de información local en un número de diferentes y simultáneas formas, reflejando los puntos de vista objetivos y aspiraciones inmediatas de las comunidades a las que servimos.