“El jardín perfumado”, el antiguo libro erótico conocido como el "Kama Sutra árabe"

Cuando se trata de lujuria y literatura, muchas veces pensamos en referencias más contemporáneas: Lolita, Lady Chatterley retorciéndose, o la popular trilogía "50 sombras de Grey".

Sin embargo, siglos antes de que se conociera el encanto de Nabakov y Nin, o que "El placer del sexo" fuese una moda, existía el Kama Sutra, el antiguo texto en sánscrito atribuido al filósofo indio Vatsiaiana, considerado por muchos el libro por excelencia sobre sexo.

Incluso para los más puritanos, el Kama Sutra es un nombre familiar. No obstante, a pesar de su estatus legendario, hay quienes lo miran con un aire de desdén. De hecho, hay otros textos antiguos que son tan o más candentes. El jardín Además de su famosa traducción del Kama Sutra, Sir Richard Burton también introdujo a los lectores de habla inglesa a un texto del siglo XV, que aparentemente fue escrito por el Jeque Nefzaoui, de Túnez.

Se trata de "El jardín perfumado", escrito originalmente en árabe y traducido inicialmente al francés antes de que Burton hiciera su versión.

Este libro presenta una serie de historias que abordan (con detalles gráficos) el arte de hacer el amor.

A diferencia del Kama Sutra, que ha sido descrito por algunos como extremadamente educativo, este libro profundiza sus enseñanzas en otros aspectos, como alternativas para en alargamiento del pene y "todo lo que es favorable" sobre el sexo.

Las historias son narradas con un tono vívido, parecido al de "Las mil y una noches", y hay quien dice que sus descripciones, con detalles explícitos de las posiciones sexuales, puede hacer sonrojar a Vatsiaiana. El manuscrito francés trabajado por Burton hacía referencia a un capítulo 21, relacionado con homosexualidad y pederastia, que no está incluido en la edición actual.

De acuerdo con algunas fuentes de información, Burton intentó incluirlo en una edición posterior, llamándolo "El aroma del jardín", pero murió antes de que pudiera completarlo. Esa versión inconclusa, así como otros escritos, fueron quemados por su esposa Isabel.

Percepciones erróneas

Hoy en día, en un mundo árabe donde cualquier tópico vinculado con la sexualidad es tabú, un libro como "El jardín perfumado" puede parecer una anormalidad. No obstante, en realidad contaba con las "bendiciones celestiales".

"Lejos de ser algún tipo de pornografía árabe clandestina, en la época medieval estos textos fueron aprobados religiosamente. Sus consejos fueron vistos como parte de los regalos de Dios a la humanidad", comenta la profesora Sarah Irving.

En el otro extremo de las percepciones equivocadas sobre esta región, está la representación hecha por los orientalistas, quienes la muestran como un "patio de recreo" para la sexualidad, donde las fantasías de Occidente corren libremente.

En su hipersexualizado mundo árabe, Flaubert se jacta de haber dormido con la bailarina egipcia Kuchuk Hanem, y al "turco lujurioso" le cortaron su apéndice (pene), el cual era preservado celosamente por su esclavo, de una manera que incluso Sada Abe habría aprobado. Las dos ideas del mundo árabe -hipersexual y estéril- son, obviamente, sesgadas.

El lenguaje del sexo

Quizás nos deberíamos preguntar si la existencia de estos libros debería sorprender a las audiencias no árabes. De acuerdo con la escritora y profesora siria, Salwa Al Neimi, no hay razón para ello. "El árabe es el lenguaje del sexo", dice la protagonista de su novela "La prueba de la miel" (2009). De hecho, contrario a la equivocada creencia de que el sexo es un tabú en el Islam y en las sociedades musulmanas árabes, Al Neimi -como los anteriores- demuestra que no sólo es mentira, sino que también se celebra.

Aunque las normas sociales y la religión pueden dictar lo que sucede en público, a puertas cerradas en el mundo árabe (y en las candentes páginas de esos libros), el sexo se explora como en cualquier lugar. Evidentemente, tampoco hay que decir que el mundo árabe es el escenario de un festival clandestino de lujuria y desenfreno, como suelen retratarlo escritores y pintores europeos.

Más bien, habría que decir que se encuentra lejos de ser el abismo sensual con el que a menudo es percibido el día de hoy. Aunque el Kama Sutra siga siendo el más popular en el género, el gusto por "El perfume del jardín" y sus jugosas frutas -junto a "Las mil y una noches" y otros clásicos de la literatura erótica árabe- puede hacer que hasta el más ardiente de los discípulos de Vatsiaiana se ruborice. Si el árabe es el idioma del sexo, sigue leyendo.

Fuente: BBC Culture

Quienes Somos

Una compaña de noticias comprometida en la difusión de información local en un número de diferentes y simultáneas formas, reflejando los puntos de vista objetivos y aspiraciones inmediatas de las comunidades a las que servimos.