¿Llegó la hora del bateador designado?

Desde que la Liga Americana implementó el bateador designado en 1973, este rol ha sido una fuente constante tanto de controversia, como de poder de fuego ofensivo.

Lo que uno piense de los bateadores designados, está justo allí en el nombre. Y, de hecho, los bateadores designados (BD) de la Liga Americana (LA) registraron un OPS colectivo de .769 en 2015 y .780 en ’16, para ubicarse segundo y primero, respectivamente, entre todas las posiciones en esas temporadas.

En ese contexto, lo que sucedió en 2017 es discordante. Los BD de la LA produjeron solo .735 OPS, poniéndolos justo detrás de los torpederos (.736) y por delante de solo los receptores (.716) para el octavo entre las posiciones de LA (excluyendo al lanzador).

Mientras tanto, los bateadores de la Liga Americana generaron un OPS de .753, poniendo a los BD 18 puntos por debajo de esa marca, la mayor diferencia negativa en la historia.

De hecho, solo una vez desde que se creó el puesto, los BD superaron el OPS promedio de la liga. Por el contrario, los BD superaron el promedio de la liga en 39 puntos en 2015 y 36 puntos en ’16.

Entre los 15 clubes de la Liga Americana, solo los marineros marcados por Nelson Cruz y los indios de Edwin Encarnación regristraron un OPS de .760 o más desde el puesto de BD. Seis equipos, incluido el campeón de la Serie Mundial Astros, llegaron por debajo de la meseta de .700. Entonces, ¿por qué los bateadores designados no batearon? 

*El factor Big Papi

Cuando un legendario bateador que todavía está en forma máxima cuelga los spikes, su ausencia va a crear un vacío.

David Ortiz pasó la gran mayoría de su carrera como BD, donde publicó un .942 OPS. Incluso a los 40 años en 2016, su OPS de 1.033 como bateador designado ocupó el cuarto lugar de todos los tiempos para una sola temporada (mínimo de 600 apariciones en el plato), y el segundo para Ortiz personalmente detrás de su marca de 1.080 en el ’07.

Con Ortiz fuera, los Medias Rojas entregaron ese puesto a Hanley Ramirez, quien tuvo un OPS sólido pero sin Papi .771 en 474 apariciones en el plato en ese papel. Otras 118 apariciones en el plato fueron para Chris Young y Dustin Pedroia , quienes se combinaron para una marca de .547. Este descenso podría ayudar a explicar el interés de Boston en el toletero agente libre JD Martínez.

Fuente: El Nacional

Quienes Somos

Una compaña de noticias comprometida en la difusión de información local en un número de diferentes y simultáneas formas, reflejando los puntos de vista objetivos y aspiraciones inmediatas de las comunidades a las que servimos.